6 pequeños animales que pueden ser realmente peligrosos

Cuando hablamos del miedo a los animales, lo primero que pensamos es en los grandes depredadores como los leones o los tigres, sin embargo, la realidad es que estos muy pocas veces atacan a las personas, y cuando lo hacen es porque han invadido su territorio, sin embargo, existen un montón de animales pequeños, los cuales incluso se pueden encontrar cerca de nosotros y pueden resultar mortales.

A continuación podrás leer una lista de 6 pequeños animales que pueden ser realmente peligrosos.

1. Abeja africanizada

animales-peligro-diminutos-1

Primero que nada, tenemos que agradecer a los científicos brasileños por las abejas africanizadas, ya que son producto de sus experimentos. Estos fenómenos genéticos, más comúnmente conocidas como abejas asesinas, son implacables cuando se trata de perseguir a sus víctimas.

2. Metasepia pfefferi

animales-peligro-diminutos-2

Es difícil imaginar que algo tan hermoso y con un nombre tan “extravagante” es verdaderamente peligroso. Este extraño molusco tiene veneno suficiente como para inducir insuficiencia cardíaca en cuestión de minutos.

3. Hormiga bala

animales-peligro-diminutos-3

Las hormigas son ridículamente molestas al principio, pero podemos decir que la hormiga bala es la peor de todas, ya que su mordedura es tan dolorosa que se siente muy parecido a recibir un disparo.

4. Pez candiru

animales-peligro-diminutos-4

El pez Candiru es un pequeño monstruo parásito que vive en el Amazonas, lo peor es que nada a través de la uretra hasta la vejiga (si, entrando por el pene), dando lugar a una hemorragia interna y posteriormente, la muerte.

5. Musaraña de cola corta

animales-peligro-diminutos-5

Común en América del Norte, la musaraña de cola corta es uno de los pocos mamíferos venenosos en el planeta, aunque por suerte, no se consideran peligrosas para los humanos.

6. Gatitos

animales-peligro-diminutos-6

A pesar de que todos aman a los gatitos, si eres de los que tiene deficiencia en su sistema inmune, estos pequeños pueden causar toxoplasmosis, que la mayoría de los gatos jóvenes llevan y que puede causar lesiones e inflamación del cerebro, e incluso desempeña un papel importante en el desarrollo de la esquizofrenia.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Periodista multitemático, apasionado por la actualidad en todos sus ámbitos. Admirador de todas las aristas que alcanza el lujo en la sociedad
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios