8 alimentos que no debes ofrecerle a un gato (Parte I)

Una de las mascotas que pareciera que no es necesario ponerle mucha atención, son los gatos uno de los seres más independientes que puedes encontrar en tu hogar. Son capaces de buscar su propio alimento, acicalarse y mantener su cuerpo limpio, a diferencia del perro, que necesita un cuidado más delicado. Pero a pesar de todo esto, siempre es necesario mantener un monitoreo de la salud de nuestro felino, y sobre todo, hay que siempre tomar en cuenta qué tipo de comida le damos a nuestro amiguito. Aunque no lo creas, no se pueden llevar al hocico todo lo que les provoque, así que, recuerda siempre nunca ofrecerle a un felino alguno de estos alimentos:

8 alimentos que no debes ofrecerle a un gato (Parte I)

8 alimentos que no debes ofrecerle a un gato (Parte I)

  1. Vísceras de pescado cruda

    Siempre han relacionado como alimento nutritivo para los gatos, el pescado crudo. De por sí, este es un animal carnívoro, sin embargo, no es saludable para él consumir t0do el pescado. Cuando nos referimos a la parte de las víceras del pescado, estamos ante un destructor de la vitamina B1, que al disminuir esta, con el tiempo produce parálisis en los mñusculos de nuestro amiguito. Así mismo, recuerda no ofrecerle a tu gato las espinas de pescado, ya que podrían perforar el esófago o hasta el intestino. El pescado es portador del parásito anisakis, por lo que si alimentas a algún felino con esto, podría causarle problemas estomacales.

  2. Sal

    A muchos les gusta prepararles a sus mininos, platos especiales para consentirlos una vez más que otra. Pero es necesario saber, para los que hacen esto, que los gatos deben consumir cantidades mínimas de sal, ya que esto puede generarles algunos problemas urinarios al quedar restos salinos en los riñones.

  3. Leche

    Otro alimento que hemos asociado a la dieta del gato, es la leche. El gato solo puede consumir la leche de su misma especie, pero si se trata de ofrecerle leche de consumo humano, hay que recordar que los felinos son intolerantes a la lactosa, y consumirla les puede provocar diarrea.

  4. Cebolla y ajo

    Con estos dos alimentos hay que tomar bastante precaución, ya que si el gato los consume, puede provocarle anemia hemolítica, que no es más que la destrucción de los glóbulos rojos.

 

8 alimentos que no debes ofrecerle a un gato (Parte I)

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciela Mauricio

Residente actual de Brasil, luego de salir de su país originario (Cuba) para poder tener su título universitario en lo que ella ha escogido como su vida, el periodismo. Además uno de sus mayores placeres es hacer reportajes a gran escala, para demostrar la realidad que ocurre en nuestro mundo. Por aficiones tiene el anime y el manga, ya que también tiene un increíble don con el lápiz.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios