8 alimentos que no debes ofrecerle a un gato (Parte II)

Ya hemos podido reconocer algunos de los alimentos que resultan perjudiciales para la salud de los gatos. El pescado crudo, la sal y la leche traen gran cantidad de consecuencias en el organismo de los felinos, pero sobre todo, hay que tener bastante cuidado con la cebolla y el ajo, pues estos dos pueden poner el estado de nuestro amiguito bastante delicado. Ya conocemos al gato por ser independiente, pero nunca olvides que no está nunca demás echarle un ojo a cómo se encuentra su salud. Así como ya conocimos estos alimentos, existen otros 4 que atentan contra la salud de este animal:

8 alimentos que no debes ofrecerle a un gato (Parte II)

  1. Chocolate:

    Para nosotros los humanos, no hay nada mas dulce y adictivo que un poco de chocolate, en realidad los postres a base de este son muy populares, pero si a ti te gusta consumir el chocolate a menudo, no pienses en ningún momento compartirlo con tu amigo felino. Este alimento proveniente del cacao, contiene la sustancia teobromina, la cual no es posible ser eliminada del organismo de un gato, y a medida que consuma más chocolate, se acumulará aun más en la sangre, llegando a intoxicar su cuerpo, y a este punto se considera mortal.

  2. Alcohol:

    Ya de por sí, esta sustancia es nociva para los seres humanos, pero aún más para los gatos, pues si la consumen, les causa incontinencia urinaria, y si es en cantidades grandes, llega a ser mortal.

  3. Huesos de pollo:

    A todos nos gusta darles las sobras a nuestra mascota, pero si hablamos de gatos, no procures darle huesos de pollo, ya que al ingerirlo, puede causar perforaciones dentro del sistema digestivo del gato.

  4. Café:

    El gato no tiene la facilidad de eliminar las sustancias que se acumulan en su higado, como lo hace un perro, su organismo no está preparado para esto, por lo que se recomienda no ofrecerle ningún tipo de sustancia que lo ponga nervioso o energético, como el caso del café, que activa todos sus sentidos, y al provocar nerviosismo en nuestro amiguito, suele alterarlo bastante, y a largo plazo, irá cambiando su actitud a un animal nervioso y desconfiado, y con tiempo enfermizo.

8 alimentos que no debes ofrecerle a un gato (Parte II)

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciela Mauricio

Residente actual de Brasil, luego de salir de su país originario (Cuba) para poder tener su título universitario en lo que ella ha escogido como su vida, el periodismo. Además uno de sus mayores placeres es hacer reportajes a gran escala, para demostrar la realidad que ocurre en nuestro mundo. Por aficiones tiene el anime y el manga, ya que también tiene un increíble don con el lápiz.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios