Análisis de Así en la Tierra como en el Infierno (2014)

Para los amantes del cine del terror, este año 2014 no terminan de abundar los filmes de este género. Esta vez, la oportunidad es para el director John Erick Dowdle, quien nos trae una historia escenificada en las catacumbas de París.

Asi en la tierra como en el infierno

Todo gira en torno a Scarlett (en el papel Perdita Weeks), una arqueóloga perseverante, que en el momento en que se propone un objetivo, hace todo para lograr cumplirlo. Decide tomar un trabajo de su padre, quien está muerto, para ir tras la búsqueda de la famosa piedra filosofal, descubierta por Nicolas Flamel. Lo que más se conoce de esta piedra, es una leyenda que declara que puede ser utilizada para transformar metales en oro, y además, una herramienta que posibilita la vida eterna. Tomando en cuenta que los rumores de que su padre se suicidó a causa de una locura provocada por estos estudios, ella logra enfrascarse en una investigación exhaustiva, con la cual determina la ubicación de tan valioso objeto, y todo apunta que está bajo París.

Durante su travesía a la capital francesa, a ella se unen George (interpretado por Ben Feldman), Benji (personificado por Edwin Hodge), Papillon (bajo la actuación de François Civil), Souxie (Marion Lambert), y Zed (Ali Marhyar), quienes le brindan ayuda para lograr encontrar y adentrarse en las Catacumbas de París. A pesar de que se mantienen juntos, cada uno lleva consigo un secreto, y es esto lo que provoca que su viaje termine siendo un caos total.

Sus demonios logran apoderarse de ellos, y toda su travesía bajo tierra termina siendo el propio infierno. La solución a tan caótica situación, es encontrar la piedra filosofal, y que esta funcione acorde a la leyenda contada. Además, deberán descifrar y entender el significado de la frase “Así en la Tierra como en el Infierno”. Lo que comenzó como un viaje de descubrimiento, terminó en una situación de desespero.

 

Fuente | LaHiguera

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciela Mauricio

Residente actual de Brasil, luego de salir de su país originario (Cuba) para poder tener su título universitario en lo que ella ha escogido como su vida, el periodismo. Además uno de sus mayores placeres es hacer reportajes a gran escala, para demostrar la realidad que ocurre en nuestro mundo. Por aficiones tiene el anime y el manga, ya que también tiene un increíble don con el lápiz.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios