BMW Serie 7: el lujo como buque insignia

bmw-serie-7-el-lujo-como-buque-insignia


Ciertas marcas, desde siempre, han sido siempre sinónimos de lujo y sofisticación. El caso del fabricante alemán de autos BMW es paradigmático. Desde su fundación en 1913 en el estado libre de Baviera, en el sur del país europeo, la Bayerische Motoren Werke, como se le conocía al principio, ha destacado siempre por encima de sus competidores por sus altísimos niveles de calidad y excelencia en ingeniería y diseño. En este primer momento, gracias al desarrollo de nuevas tecnologías, se convirtió en el fabricante oficial de motores de avión para el ejército prusiano. Con las obligaciones con motivo del fin dela Primera Guerra Mundial, la BMW se vio obligada a abandonar la producción de los componentes para aviones, dando lugar a una lenta evolución que los llevó a la fabricación de motocicletas, luego a componentes para autos, y finalmente automóviles completos, a finales de la década de los 20.

Desde entonces, y gracias a su experiencia como fabricante de máquinas aéreas, los automóviles de la BMW han sido paradigma de lujo, potencia, diseño y funcionamiento. Con el correr de los años, la firma alemana se ha posicionado como el líder mundial de ventas en el segmento de los automóviles de gama alta, por delante de competidores como Audi, Lexus y Mercedes Benz. Y gran parte del éxito de la marca ha sido construido sobre el sólido cimiento de uno de sus productos más conocidos, su indiscutible buque insignia: la incombustible Serie 7.

Fabricados desde 1977 como reemplazo de los modelos “New Six”, la Serie 7 siempre se ha caracterizado por su perfecta combinación entre lujo, confort y potencia. Externamente, son automóviles de turismo tipo sedán con motor delantero longitudinal y tracción trasera. Actualmente se pueden encontrar en el mercado opciones con la carrocería de batalla larga (F02) y corta (F01). Los motores de la serie F son ejemplos característicos de la ingeniería sobre la cual se ha edificado la reputación de la firma alemana, ofreciendo una amplia gama de posibilidades en cuanto a número de cilindros, caballos de fuerza y capacidad para el combustible. Se planea inclusive producir modelos de la Serie 7 que funcionen con motores híbridos, con capacidad para el consumo tanto de gasolina como de hidrógeno.

Como nos dice el portal especializado en el comercio de vehículos TodoAutos, los nuevos modelos de la Serie 7 poseen líneas estilizadas en los laterales, tomas de aire con rejillas cromadas, y faros delanteros láser de gran alcance. En cuanto a los interiores, el automóvil es un derroche de lujo y sofisticación, con acabados en cuero y finas maderas, además de contar con mandos táctiles y un volante con mandos integrados para máximo control y confiabilidad. Esto sumado a las imponentes prestaciones de potencia, velocidad y rendimiento, hacen de la Serie 7 objetos exclusivos, dignos herederos de la noble tradición de ingeniería y excelencia que desde su fundación ha caracterizado a la BMW.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Periodista multitemático, apasionado por la actualidad en todos sus ámbitos. Admirador de todas las aristas que alcanza el lujo en la sociedad
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios