Breitling Chronoliner B04, un reloj de aviación de auténtico lujo

Breitling Chronoliner B04


El reloj de pulsera es un instrumento que ha estado presente en la cabina desde el inicio de la aviación. Aunque la historia del reloj de pulsera se remonta al siglo XIX, no es hasta ya el siglo XX, y sobre todo tras la Primera Guerra Mundial, cuando este dispositivo, instrumento, complemento, accesorio y joya comienza a llegar al gran público, sobre todo al masculino.

En el caso de los relojes de piloto o aviador, aunque se trata de relojes pulsera similares a otros modelos, conservan una serie de características que hacen de ellos una categoría propia de este tipo de reloj.

Características de los relojes de aviación

Como hemos comentado, se trata de los primeros relojes instrumento, porque se usaban como medio para conocer la hora exacta y con precisión durante la Primera Guerra Mundial. Tienen un bisel giratorio para el control del tiempo. Las cajas son de acero o de un material lo suficientemente resistente. El tamaño es muy considerable, para ofrecer una lectura fácil y la corona del reloj es también muy grande.

Todos los relojes que mantengan estas características o que al menos desarrollen un estilo similar pueden ser considerados relojes de aviación. Las grandes marcas relojeras en el mundo diseñan espectaculares relojes de aviación hasta el punto de que en muchas ocasiones conforman uno de sus productos estrella, como es el caso de la compañía suiza Brietling, una de las relojeras más importantes del mundo.

El Brietling Chronoliner B04, toda una joya

El Brietling Chronoliner B04 es una adaptación de otro reloj de aviación clásico e histórico de Brietling, el Brietling Chronomat. Se trata de un modelo que incluye movimiento de manufactura.

Este reloj de Brietling conserva un estilo retro y clásico, inspirado en los modelos de la compañía suiza de los años 50 y 60. Incluye una mecánica de precisión y detalles diseñados para su uso en vuelo, por lo que es un verdadero reloj de aviación. Esto hace del Brietling Chronoliner uno de los modelos más apreciados en el mundo aeronáutico.

El verdadero reloj del comandante a bordo

Breitling-chronoliner-b04-2[1]

Disponible en varias versiones, el Chronoliner B04 está también a la venta en una edición limitada de 100 piezas con una tonalidad azul muy elegante en la esfera, el bisel giratorio y el brazalete Aero Classic de caucho, con un relieve que simula la forma de los relojes que se utilizaban en los modelos originales de mediados del siglo pasado. Además de esta opción, este reloj está también disponible con brazalete metálico Ocean Classic.

El Brietling Chronoliner B04 alija en el interior de su caja de acero un movimiento calibre manufactura de alta frecuencia, con 28.000 alternancias a la hora que cuenta con 47 rubíes, una reserva de marcha superior a las 70 horas y el certificado oficial de cronómetro otorgado por el COSC, el organismo independiente de cronometría suiza.

Con un sistema de doble huso horario, es todo un reloj de piloto porque está también pensado con este detalle para aquellas personas que realizan viajes transatlánticos. Su aguja principal, la de las horas, puede ajustarse tirando de la corona y girarla en uno y otro sentido por saltos de una hora sin perder la precisión del minuto y con ajuste automático de la fecha hacia delante o hacia atrás.

Otra de las agujas, la del extremo rojo, es la que mantiene la hora del domicilio en 24 horas, para saber en todo momento qué hora es en el lugar de residencia, si es de día o de noche. El Brietling Chronoliner B04 ofrece además la posibilidad de añadir un tercer huso horario gracias al bisel giratorio, que está cubierto de material cerámico en tono azul y tiene estrías para poder manejarlo de manera sencilla.

Todas estas características hacen del Chronoliner B04 un reloj altamente preparado para mantener la precisión en condiciones de trabajo exigentes: bajas temperaturas, altas presiones, mucha altitud… justo lo que se demanda en un reloj de aviación. Con una caja robusta de 46 milímetros con fondo atornillado que se mantiene estanca hasta los 100 metros de profundidad, cristal de zafiro abombado con tratamiento antirreflejos por las dos caras para una mejor legibilidad en situaciones de luz complicadas y un bisel giratorio recubierto de cerámica resistente a arañazos, este reloj de Brietling es robusto y muy manipulable incluso con guantes.

Un último aspecto reseñable del Brietling Chronoliner B04 es su esfera. En color azul Aurora, destaca por su elegancia y su facilidad de lectura. Con elementos muy sencillos, los contadores plateados del cronógrafo están situados a las 3,6 y 9 horas. La ventana para la fecha entre las 4 y las 5 h y la escala de 24h se sitúa en el contorno con números árabes blancos que llevan material luminiscente, al igual que los índices y las agujas, para facilitar su lectura en la oscuridad.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Periodista multitemático, apasionado por la actualidad en todos sus ámbitos. Admirador de todas las aristas que alcanza el lujo en la sociedad
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios