El lujo tiene un sex appel especial

lujo erotismo


Hay que reconocerlo, todos hemos deseado en alguna ocasión pertenecer a esa élite que parece vivir “a todo lujo”. Los miembros de lo que parece ser un club VIP que tiene a acceso a todo cuentan con fondos suficientes para pasar el verano navegando de puerto en puerto a bordo de un yate, para ir a clubes en los que se codean con otras ricas y famosas personalidades y para esculpir sus cuerpos, sea con cirugía o pagando horas extras a un entrenador personal antes del estío.

Les deseamos, sí, ya sea por los atractivos que nos resultan físicamente, por la personalidad que creemos que tienen o por los ricos que son, por la vida que podríamos vivir a su lado. Nos imaginamos cómo debe ser una noche de fiesta con ellos, cómo les seduciríamos, como acabaría la sesión en nuestra imaginación y que juguetes de RedLights.es usaríamos con ellos. Porque, para que negarlo, el lujo tiene un sex appel especial.

La libertad de la imaginación

Cierto es que los excéntricos gustos en materia sexual de algunos han contribuido a avivar nuestra curiosidad. Que se lo pregunten si no a todos aquellos que descargaron el famoso vídeo 1 night in Paris, en el que Paris Hilton era grabada en plena sesión con su por entonces novio, Rick Salomon. Porno casero que hizo a la rubia ser internacionalmente conocida, si es que había logrado antes pasar desapercibida.

Por suerte, el placer sexual no está reservado solo a esas estrellas cuyas vidas, a veces, tanto admiramos. Cualquiera es libre de descubrir su propio cuerpo, trascender a horizontes inexplorados. En el apartado sexual cada cual es libre de decidir, dónde, cómo, cuándo y con quién (ya sea solo, con otra persona o con varias), y esa libertad es igual para los más tímidos y para los más exóticos en cuanto a gustos. Eso sí, solo se sentirán libres quienes tengan la mente totalmente abierta, quienes huyan de corsés y de tabúes.

Hora de jugar

En materia de posturas o de lugares, investigar nuestros horizontes sexuales es totalmente gratis, en la mayoría de ocasiones. Pero si se quiere ir más allá, el incorporar enseres a la práctica sexual puede estar al alcance de cualquier bolsillo.

El mercado ofrece contenido de todo tipo, un breve recorrido investigando sobre estos productos dejará volar tu imaginación y te pondrá a tono para probar. Desde objetos como los clásicos vibradores a lencería o una variada cosmética erótica. Y, por supuesto, no solo para ella, también para él como puedes ver en este enlace: https://redlights.es/sex-shop-online/masturbadores-masculinos/.

En definitiva, se trate de dejar volar la imaginación y disfrutar del lujo que supone la libertad sexual, no solo al alcance de la élite.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Periodista multitemático, apasionado por la actualidad en todos sus ámbitos. Admirador de todas las aristas que alcanza el lujo en la sociedad
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios