Historias de la red: Del dinero virtual al dinero real – cap 1

Cap 1: Juan Pérez el Emprendedor

Vida laboral

Muchos de nosotros alguna vez en nuestra vida queremos lograr tener nuestro propio negocio o ejercer una profesión laboral de manera independiente sin tener que rendirle cuentas a ningún patrón o Jefe.

*Esta Historia es Hipotética pero los problemas que le sucedieron al personaje son problemas reales que le sucede a mucha gente que pasa por la misma situación.

Como ejemplo llamaremos Juan Pérez al personaje ficticio de esta historia.
Juan Pérez ha trabajado como obrero durante 10 años de su vida, y ha llegado el punto en el que está cansado de la monotonía de su vida y desea independizarse laboralmente, Juan tiene certificado de estudios como técnico en computación por lo que ha pensado en dedicarse en dar servicio de mantenimiento y reparación de computadoras a domicilio y tal vez después poner su propio local.

A pasado ya un año desde que Juan Pérez renuncio a su antiguo trabajo y se ha dedicado de lleno a ejercer su profesión acreditada como técnico en reparación de computadoras, no le ha ido tal como él quisiera ya que las empresas más grandes le ganan los clientes y se pueden dar el lujo de promoverse por medio de publicidad en medio como los periódicos, radio y televisión, Juan Pérez a este punto se encuentra un poco desilusionado ya que no le ha ido también como él esperaba, ya que para poder crecer su negocio se ocupa de préstamos o hipotecas y para lograr acreditar eso siempre le piden la referencia laboral de donde está trabajando actualmente y como ya ha pasado un año sin laborar para terceros le es casi imposible el poder conseguir un préstamo, otras alternativas que le dan es que debe dejar bienes valorados encima de la cantidad que pide de préstamo como un aval o incluso usar a terceros para que ellos sean el Aval de él, lo cual no es una opción muy factible.

Juan al paso con el tiempo se a dado cuenta que tiene otras habilidades que se le dan muy bien, en este caso por la cantidad de tiempo que tiene de sobra por falta de trabajo, a estado navegando en internet todos los días e incluso a diseñado su propia página web o blog, en donde escribe cosas sobre su conocimiento en computadoras y a descubierto que poco a poco comienza a recibir más trafico de visitantes por lo que le viene a la mente otra buena idea de cómo monetizar su sitio web y conseguir tal vez una suma de dinero considerable cada mes.

Juan Pérez al descubrir su destreza para manejar su sitio web y atraer visitas a decidido usar un sistema de publicidad, digámosle tipo Adsense el cual le paga por cada visita autentica por parte de uno de los visitantes a algunos de los anuncios que muestra la empresa de Adsense.
Se a dado cuenta que no es tan fácil como él pensaba, ya que solo el 2% de los visitantes hacen clicks en sus anuncios, por lo que Juan Pérez se ha visto a la tarea de estudiar más acerca de lo que se le llama SEO y así aumentar las ganancias con una optima configuración de su sitio web. A encontrado decenas de manuales y libros en internet y los a estudiado todos por lo que se ha puesto en práctica y a logrado optimizar su sitio web, esta vez las ganancias han mejorado bastante.

Pasaron 3 meses y a logrado alcanzar sus primeros 100 dólares en la empresa de Adsense pero por problemas de no tener una cuenta de banco a su nombre, decidió pedir que le envíen un cheque pero como la comisión por el envió exprés es de 25 dólares a decidido que se lo manden por correo convencional.

Han pasado 32 días y apenas le llego por correo su cheque por parte de Adsense, un amigo de Juan Pérez le comento que en algunas casas de cambio (casas de moneda) se lo podían cambiar instantáneamente, ilusionado Juan Pérez se dirige a la zona donde se encuentran las casas de cambio de su ciudad, ya tiene a la mano los papeles que necesita (comprobante de domicilio, identificación oficial, y lógicamente el cheque) pregunta en varias casas de cambio y le dan la negativa diciéndole que ellos no aceptan esa clase de cheques, sigue buscando y preguntando hasta que da con una casa de cambio donde le han dicho que si aceptan esos cheques, así el piensa que por fin podrá disfrutar de sus 100 dólares, y procede con mostrarles los documentos que estos le piden para cambiar el cheque, pero también le hacen un cuestionario sobre como gano ese dinero quien se lo envió, y quien era su patrón, a esta última pregunta el les responde que nadie ya que él trabaja por su cuenta y no le es posible comprobar que recibe un salario constante por concepto de su trabajo independiente, así que le dicen que espere, que consultaran con el jefe de la sucursal , pasan varios minutos y nadie le dice nada y así continua hasta que han pasado 15 minutos se acerca el cajero y le comenta a Juan Pérez que no le pueden cambiar el cheque ya que este necesita una garantía pero que con los papeles que les a proporcionado es imposible cambiarle el cheque y le dan la opción de que lleve otra persona junto con él para que esta sirva de aval y le puedan cambiar su cheque, la explicación que le dan es que si el cheque se lo rechazaran al momento en que la casa de cambio lo envié para validarlo se les cobraría una multa de 50 dólares y es por eso que se niegan a cambiárselo sin que les muestre alguna garantía (¿garantía de que? Pues solo ellos saben de qué)

Continua Cap 2 (Me convertí en Bloguer y cobre mi primer Cheque, Pero ¿Ahora como lo cambio?)

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Periodista multitemático, apasionado por la actualidad en todos sus ámbitos. Admirador de todas las aristas que alcanza el lujo en la sociedad
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

1 comentario

  1. Muy buena informacion los felicito. gracias. Mariana