Juguetes sexuales, desde lo “vulgar” hacia la distinción

lujo erotico


Las tiendas de objetos sexuales han evolucionado en los últimos años de ser unos establecimientos toscos y vulgares a convertirse en lugares donde domina el lujo, la distinción, la ostentación y en la mayoría de los casos, el buen estilo.

Esta evolución se debe en parte al auge que han vivido las tiendas eróticas online, que ofrecen una serie de importantes ventajas frente a sus competidoras físicas. Las más importantes son el ahorro económico, la disponibilidad horaria y sobre todo la discreción.

Pero otro aspecto importante para comenzar a ver el sexo desde otro punto de vista, mucho más naturalizado que hace unos años, es el avance de la sociedad en términos de liberación individual, y sobre todo, liberación en el caso de las mujeres.

Tanto mujeres como hombres ansían por conocer su cuerpo más a fondo, disfrutar de manera plena y también saludable del sexo. Todas estas razones imponen que los productos eróticos actuales sean mucho más distinguidos y más elegantes que los que encontrábamos hace unos años.

Lujo y erotismo, una combinación explosiva

Aunque mucha gente establece una relación directa entre el lujo y los productos caros, no siempre es así, podemos encontrar productos de auténtico lujo a un precio muy económico. En el caso de los sex shop online es habitual esta situación, ya que una de las características de las tiendas eróticas en internet es que cuentan con una amplia variedad de productos a precios habitualmente más económicos que los sex shop tradicionales.

Una de estas tiendas eróticas en internet es Mundo Erótico. En su web podemos encontrar productos eróticos de todo tipo: desde consoladores, vibradores, bolas chinas y un gran etcétera de juguetes sexuales hasta productos afrodisíacos, lencería erótica, juegos eróticos, condones, cosmética erótica y productos comestibles entre otros.

El lujo podríamos definirlo como aquello que se escapa de la norma, que viene sobrecargado de detalles y adornos, por norma general es algo que no podemos permitirnos. En ese sentido se relaciona de alguna manera con el erotismo, pues el erotismo es saber disfrutar de las relaciones sexuales, practicarlas únicamente por placer, que no es una cuestión menor.

Los productos eróticos de lujo son aquellos que están destinados a un público más selecto, ese público que se siente atraído no sólo por el placer sexual que produce sino también por lo extremado y ostentoso que parece.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Periodista multitemático, apasionado por la actualidad en todos sus ámbitos. Admirador de todas las aristas que alcanza el lujo en la sociedad
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios