Las ventajas de trabajar con un asesor financiero independiente

asesor financiero


Cuando hablamos de la figura de un asesor financiero rápidamente se nos viene a la mente una persona relacionada con algún banco o entidad que presta diferentes servicios para aconsejar a sus clientes. Pero lo cierto es que en la actualidad, existen asesores financieros independientes que desarrollan esta misma actividad sin estar ligados a ninguna entidad bancaria.

En nuestro país el perfil de este profesional aún no está demasiado arraigado, aunque cada vez se están asentando más en el mercado. Sin embargo, los asesores financieros independientes son piezas fundamentales en la mayoría de hogares de los países anglosajones, ya que son los encargados de organizar el patrimonio de las familias.

Contar con un asesor financiero independiente es muy útil, dado que ofrece múltiples servicios que nos ayudarán a la hora de invertir nuestro capital. De entre las funciones que desempeña este profesional de las finanzas una de las cosas más importantes a destacar es el análisis exhaustivo que lleva a cabo de la situación financiera de cada uno de sus clientes. Así podrá seleccionar todas las oportunidades que puede llegar a tener esa persona para poder realizar sus inversiones, además de aconsejarlo con el objetivo de elaborar una cartera muy atractiva.

Por normal general, el asesoramiento que llevan a cabo estos profesionales está relacionado con los instrumentos financieros que tenemos disponibles en las diferentes bolsas mundiales y en especial sobre las inversiones en materias primas como la plata y el oro. En cualquier caso, también suelen incidir bastante en los fondos inmobiliarios. Aunque el asesor financiero se centra principalmente en la planificación de la situación patrimonial del cliente, este profesional también suele ofrecer asesoramiento fiscal y en algunos casos otorga información jurídica a los contratantes.

Si bien a día de hoy hay muchos tipos de personas y de familias que recurren a los consejos y el servicio de este tipo de asesor, en su principio estaban más enfocados a quienes tenían una gran cantidad de capital, cifras que superan los 300.000 euros. En cualquier caso, siempre es mejor contar con un profesional que no esté relacionado con ninguna entidad bancaria, ya que sus consejos sobre inversión no estarán ligados a un objetivo y beneficio concreto. Todo el asesoramiento que obtengamos será por y para nuestro beneficio y además este tipo de asesores ofrecen una atención más personalizada. La relación entre un asesor financiero independiente y un cliente es más estrecha y directa y eso es algo que se nota desde el primer momento.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Periodista multitemático, apasionado por la actualidad en todos sus ámbitos. Admirador de todas las aristas que alcanza el lujo en la sociedad
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios