Riesgos de desechar documentos personales Impresos

Por lo regular cada persona cuando llega a la edad adulta, comienza a recibir toda clase de documentos impresos donde viene nuestro nombre y datos personales, como por ejemplo recibo del banco, recibo del teléfono, recibo de electricidad, facturas a nuestro nombre, estado de cuenta, etc… El problema viene cuando llegamos acumular una gran cantidad de estos papeles que no sabemos qué hacer con ellos.

Estado de cuenta  del banco

Lo primero que nos viene a la mente es tirarlos a la basura, pero ¿se han puesto a pensar que riesgos abra si haces eso?.

En primer lugar es recomendable almacenar cualquier tipo de factura o recibo, cuando menos por un lapso de un año, esto debido a posibles reclamos que tengamos que hacer a alguna empresa, y nos sea necesario demostrar la factura o recibo de una fecha de hace varias semanas. Otra razón para hacer esto, es para el caso de tener que declarar impuestos, tengamos las facturas disponibles para no tener problemas con los de impuestos.

Otro factor importante a tomar en cuenta es que todos esos documentos personales, tienen datos que pueden ser útiles a delincuentes, Nombre y apellidos; Domicilio y teléfono; Numero de tarjeta de crédito o debito, y número de cuenta bancaria. Por esta razón no podemos simplemente tirar dichos documentos al cesto de la basura.

Antes de tirarlos a la basura debemos asegurarnos que nuestros datos personales no sean legibles (que no se puedan leer) esto lo logramos rompiendo los papeles, quemándolos (lo cual contaminaría y es factor de riesgo de incendio), o utilizando un marcador para marcar por encima de las letras para que estas no puedan ser leídas.

Algunos recibos que nos llegan cada mes, vienen acompañados de 2 o 3 hojas extras con publicidad, al ver que son publicidad inmediatamente creemos que podemos tirarlos sin problema, ¡Peroo! Ojo, algunos recibos como los bancarios, tienen impreso nuestro nombre y número de contrato o de cuenta bancaria en cada hoja de publicidad, por lo que puede ser riesgoso tirarlos a la basura sin antes borrarles esos datos. Como por ejemplo en el caso de México, Banamex suele hacer eso, de poderle nuestros datos a las hojas con publicidad.

Otra forma de evitarnos todos estos problemas, es que si la empresa que nos factura o nos envía el recibo cada mes, tiene opción de envió de documentos por email,  podemos aceptar este método, de esta manera puede que dejemos de recibir documentos impresos. Con estos se solucionan 2 problemas: 1 que ya no están en riesgo nuestros datos privados, 2 que apoyaremos la ecología disminuyendo la tala de árboles para que se impriman dichos recibos.

 

En resumen deben tener mucho cuidado cuando vayan a tirar algún documento personal, ya que este pudiera revelar datos, que pueden ponernos en riesgo, ya sea de robo, secuestro o extorsión.

 

Imagen de: cuentasdeahorro.com.mx

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Periodista multitemático, apasionado por la actualidad en todos sus ámbitos. Admirador de todas las aristas que alcanza el lujo en la sociedad
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

2 comentarios

  1. manuel dice:

    Recuerdo a una persona que fue a pedir dinero , diciendo que ocupaba para unas medicinas. la señora de la casa reconoció la receta medica que le enseño y le dijo “oye esa receta es mía la tire esta mañana”. la mujer que pedía dinero se dio la vuelta y se fue…

    hasta en ese tipo de cosas hay que tener cuidado.

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Por lo regular cada persona cuando llega a la edad adulta, comienza a recibir toda clase de documentos impresos donde viene nuestro nombre y datos personales, como por ejemplo recibo del banco, recibo del teléfono, recibo de……