Seis setas que jamás deberás consumir en tu dieta diaria (Parte I)

De por sí, al ser humano le gusta tener una dieta variada, probar cosas nuevas y aprender a cocinar otras. La gastronomía alrededor es muy diversa, los distintos paises del mundo nunca suelen tener el mismo tipo de comida típica. De la misma manera, son miles y millones de ingredientes que puedes utilizar para presar los más delicioso platos. Lo que muchos desconocen es, que así como existen alimentos comestibles, otros solo causan efectos factalistas o graves en el organismo de una persona, y que ejemplo más resaltante que las setas u hongos. Es un ingrediente bastante exótico, sobre todo los champiñones, pero a la vez peligroso, porque bien sabemos que es muy difícil clasificar cual es venenoso, y cual se puede consumir. Aquí algunas setas que nunca deberás probar:

Seis setas que jamás deberás consumir en tu dieta diaria (Parte I)

  • Bonete:

    Un hongo bastante llamativo por su extraña forma. La cabeza es arrugada de color marrón, pero su tallo es blanco. Algunos la consideran comestible, pues nunca han tenido algún efecto colateral después de su consumo; pero en otros casos, quien ha probado esta seta, se intoxica, comenzando por sus intestinos, luego afecta su sistema nervioso, de ahí empiezan las fallas hepáticas, y por último, el consumidor termina en un coma que podría ser mortal. Es recomendable no consumirlo.

  • Boleto de Satanás:

    Su nombre puede asustar, pero no es un hongo mortal. Suele confundirse con Boletus Regius, el cual si es comestible, así que hay que tener mucho cuidado al intentar cocinar con una seta de este tipo, si no hemos definido bien cuál es. Suele tener colores claros, entre un blanco, y un beige muy claro. Cuando está bastante maduro, se torna más bien anaranjado. La carne de este ejemplar es cremosa, de un color blancuzco, pero cuando se rompe, se torna azulado en donde se encuentre la ruptura. Hasta ahora solo se presenta indigestión al consumirlo.

  • Seta de Olivo:

    Es un ejemplar muy venenoso, por lo cual hay que atender rápido a quien lo consuma. Suele confundirse con el Rebozuelo anaranjado, pero este último es mucho más pequeño. Es de color anaranjado, con un sombrero aplanado, y el color de su carne es amarillenta. Tiene la particularidad de brillar en un tono azul verdoso cuando se encuentra en la oscuridad.

 

Seis setas que jamás deberás consumir en tu dieta diaria (Parte I)

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciela Mauricio

Residente actual de Brasil, luego de salir de su país originario (Cuba) para poder tener su título universitario en lo que ella ha escogido como su vida, el periodismo. Además uno de sus mayores placeres es hacer reportajes a gran escala, para demostrar la realidad que ocurre en nuestro mundo. Por aficiones tiene el anime y el manga, ya que también tiene un increíble don con el lápiz.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios