Seis setas que jamás deberás consumir en tu dieta diaria (Parte II)

No hay nada más agradable para una persona, que degustar nuevos sabores, aprender a cocinar nuevos platos, y crear otros con distintos alimentos que pueda encontrar en su despensa. Pero como ya es sabido, no todo tipo de alimento puede ser consumido por el ser humano, pues algunos, poseen ciertos niveles de toxicidad, que pueden ser de gran peligrosidad para nuestro organismo. Como ya es de cultura general, los hongos suelen ser los más reconocidos como tóxicos, aunque no son todos, pero suele asociárceles con la palabra de nuevo. Por si deseas probar una seta para conocer un paladar más exótico, aquí mostramos una lista que te permitirá evitar los ejemplares peligrosos:

Seis setas que jamás deberás consumir en tu dieta diaria (Parte II)

  • Clitocibe blanqueado:

    Es el Clitocibe más pequeño que existe. Posee un revestimiento blanco sobre su cutícula, y al desaparecer, se podrán notar manchas rojizas en la superficie del hongo. Muchos tienden a confundirlo con la Lepista rickenii y el Marasmius oreades, por lo que hay que tener mucho cuidado. Su aroma es bastante agradable para el olfato humano.En su composición, posee un alto nivel de muscarina, que es lo que lo lleva a ser bastante tóxico.

  • Tricoloma Pardium:

    Un sombrero algo desfigurado o con bastante ondulaciones. De consistencia carnosa, y un color grisaceo, aunque en su cutícula presenta escamas pardas. Bastante similar al Tricholoma terreum y el Tricholoma atrosquamosum, pero en su mayoría puede diferenciarse de estos, por lo cual no hay que preocuparse demasiado en confundirlo. Esta seta es bastante tóxica para el cuerpo humano, por lo que si se llega a consumir, causará una fuerte gastroenteritis.

  • Oronja Verde:

    Ya por su nombre, se deduce su color particular, que es el verde, aunque puede llegar a tener tonalidades amarillentas, blancuzcas o tostadas, pero siempre el fondo tiende a un verdoso. Cuando el clima es húmedo, su consistencia suele ser viscosa, de resto, una textura satinada. El consumo de esta seta suele tener efectos mortales sobre el consumidor. Los síntomas se presentan a partir de las 6 horas después de su consumo. Se le puede confundir con ejemplares como Lepiota y Paslliota, ya que poseen anillo y volva, por lo que es bueno desconfiar de los que posean estas dos características.

 

Seis setas que jamás deberás consumir en tu dieta diaria (Parte II)

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciela Mauricio

Residente actual de Brasil, luego de salir de su país originario (Cuba) para poder tener su título universitario en lo que ella ha escogido como su vida, el periodismo. Además uno de sus mayores placeres es hacer reportajes a gran escala, para demostrar la realidad que ocurre en nuestro mundo. Por aficiones tiene el anime y el manga, ya que también tiene un increíble don con el lápiz.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios