Supervisor coreano despedido por agredir a trabajador mexicano

En Querétaro un supervisor coreano. Agredió a golpes y patadas a un trabajador mexicano, porque supuestamente el cometió un error en el trabajo. El video de las agresiones fue dado a conocer y el supervisor fue despedido.

El trabajador mexicano perdió su empleo poco después, y las autoridades están muy molestas por el trato recibido. Esto nos hace pensar que con tal de no perder el trabajo un empleado debe soportar este tipo de maltrato.

Y que cuando se instalen más empresas extranjeras en el país podrán maltratarnos a placer. Aunque el presidente de la empresa Sam Won ya pidió disculpas al igual que el embajador de corea en México hizo lo mismo. Este vídeo se suma a otros donde extranjeros maltratan a trabajadores mexicanos.

En las redes sociales como Facebook y Twitter han estado criticas al gobierno mexicano por actuar lentamente pues después de la publicación de este video prometió “investigar” el caso. Y bueno aquí ya sabemos cuanto se demoran esas “investigaciones”.

Compartir en Google Plus

Acerca de Carlos

Periodista multitemático, apasionado por la actualidad en todos sus ámbitos. Admirador de todas las aristas que alcanza el lujo en la sociedad
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios

3 comentarios

  1. rgillo dice:

    Para actualizar este tema agrego que ya se clausuro la empresa subsidiaria de SamSung, supuestamente por violar las condiciones laborales.
    mas info en: eluniversal.com.mx/notas/880626.html

  2. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En Querétaro un supervisor coreano. Agredió a golpes y patadas a un trabajador mexicano, porque supuestamente el cometió un error en el trabajo. El video de las agresiones fue dado a conocer y el supervisor fue despedido. ……

  3. rgillo dice:

    Yo no creo que haya que satananizar a los extranjeros, maltrato hay en todas partes, esta por ejemplo la persona que golpeo a un empleado de valet parking. Esa noticia fue muy difundida por los medios de comunicación y redes sociales, y esta claro que el agresor no es ningún extrangero