Tres métodos caseros de exfoliación sanos para la piel

Es necesario tener un cuidado de nuestra piel, así, de esta manera, siempre se mantendrá saludable. Aunque esto es útil para todos, en especial para una mujer, esto es de suma importancia, pues, para ella su apariencia es algo indispensable en su vida, pues esta es su presentación. Hay que tener en cuenta, que una piel maltratada o con poco cuidado, no suele ser saludable, y con el tiempo, puede mostrar signos de enfermedad. Son muchas las formas y maneras que se nos ofrecen para cuidar adecuadamente nuestra piel, y existen múltiples de tratamientos clínicos y de belleza que te dan la oportunidad de mejorar el aspecto de esta parte del cuerpo, pero a veces, queremos optar por métodos naturales o caseros, pero que son muy efectivos.

Los tratamientos exfoliantes son la mejor opción, sobre todo porque pueden ser aplicados en diferentes partes del cuerpo sin comprometer nuestra salud. Este método de belleza permite limpiar la capa más externa de la piel, ya que acaba con las células muertas, y de la misma manera elimina impurezas, así como previene la aparición de problemas cutáneos como la celulitis. Otro aspecto positivo de la exfoliación es que contribuye al drenaje linfático, lo que mejora la circulación de la sangre.

Tres métodos caseros de exfoliación sanos para la piel

  • Exfoliación para el rostro:

    Mezclar el café con la crema limpiadora que utilices puede servirte como exfoliante. Al aplicarlo sobre la piel, hazlo haciendo movimientos circulares en tu rostro. Al terminar, lava tu cara con agua tibia.

  • Exfoliación para codos y rodillas:

    Para estas zonas, prepara una mezcla con 1 taza de miel, medio vaso de agua y 25 gramos de linaza. Esto se debe batir hasta crear una mezcla totalmente homogenea. Dejar la preparación reposar y enfriar por unas tres horas. Aplicar en codos y rodillas, dejar actuar por unos tres minutos, y luego debe lavarse con agua tibia.

 

Tres métodos caseros de exfoliación sanos para la piel

 

  • Exfoliación para el cuerpo:

    Para este tratamiento, se recomienda hacerlo solo una vez a la semana, siempre con el cuerpo húmedo para evitar daños a la piel. Se debe mezclar media taza de sal marina con un cuarto de taza de aceite de coco o de oliva. Se debe aplicar la mezcla sobre el cuerpo y masajear. Una vez realizado esto, enjuagar la piel con agua tibia, y aplicarse crema humectante.

Compartir en Google Plus

Acerca de Graciela Mauricio

Residente actual de Brasil, luego de salir de su país originario (Cuba) para poder tener su título universitario en lo que ella ha escogido como su vida, el periodismo. Además uno de sus mayores placeres es hacer reportajes a gran escala, para demostrar la realidad que ocurre en nuestro mundo. Por aficiones tiene el anime y el manga, ya que también tiene un increíble don con el lápiz.
  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios