A Selena Gomez que se haya casado su ex no le ha importado nada

Nos parece súper bien cómo afronta Selena Gomez la segunda boda que ha tenido Justin Bieber, su ex, en las últimas horas. Y es que casi parece recochineo: el tío no se casa una vez, sino que se casa dos. ¿Y por qué no se casa tres? Venga, para 2020 la tercera Justin.

Lo que hace Selena para estar entretenida y no pensar en Justin es dedicarse a trabajar, eso que a todos nos da vidilla cuando tenemos que pensar en otra cosa. Se la ha visto saliendo de un estudio de grabación de Los Ángeles con ropa deportiva y cara feliz. No se la ve molesta, agobiada ni triste precisamente por los acontecimientos. Tampoco sabemos si en sus adentros está pensando algo distinto, porque todo lo de Justin Bieber ha sido un poco sucio en términos generales, sobre todo a razón de la fotito de marras de hace unos días publicada por el cantante con la que dijo «aquí comenzó todo».

Dicen fuentes cercanas que Selena no se cierra al amor, pero que ahora mismo está concentrada en el trabajo. También se asegura que todo el mundo sabe que en presente y futuro Selena Gomez está mucho mejor sin Justin Bieber, especialmente porque ahora poco a poco se está recuperando a la Selena pre-Justin, que era un poco distinta en cuanto a esencia vital a la que se ha convertido en los últimos tiempos. Pero ya se sabe que por mucho que alguien no te convenga, si el amor llama a tu puerta es difícil que puedas acabar diciéndole que no.

Los últimos días Selena está saliendo con sus amigos y su familia, pasándolo bien, disfrutando de la vida y del mundo. No ha publicado mucho en Instagram, más exactamente desde hace tres días, pero lo más probable es que esté pensando mucho en no dar la imagen de que publica por publicar solo para parecer que lo que hace su ex no le importa nada.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios