Belén Esteban y su problema con los okupas

Esto no tiene fin o al menos no vemos cercano el desenlace. Aún así, Belén Esteban ha avanzado un poco más en poner solución a su problema de okupas y por fin ha quedado reafirmada como suya la vivienda que hace casi ya un año ganó por subasta y pertenecía a Toño Sanchís.

Desde el pasado 11 de octubre se dice que la citada vivienda consta en el registro de la vivienda de Villanueva del Pardillo a nombre de Belén Esteban. Ella misma se ha hecho cargo de la deuda que pesaba sobre la casa, puesto que desde que se hizo pública la subasta Toño Sanchís ha dejado de pagar los recibos de la comunidad y la hipoteca.

Pero ni por esas abandonan la vivienda. Recordemos que Toño vive allí con su mujer Lorena Romero y sus 4 hijos. Esta familia ideal ha ascendido a la categoría de okupas, pero Toño está demostrando tener un as en la manga y de ahí su parsimonia a la hora de hacer las maletas. ¿Qué as esconde Toño? Pues un pequeño resquicio dentro de la legalidad que le va a dar más de un dolor de cabeza a Belén.

A cuento de la demanda de liquidación de cantidades que interpuso Belén contra la empresa de Lorena Romero (administradora única) todo el tinglado ha pasado al Juzgado de lo Mercantil y la empresa se encuentra en concurso de acreedores. ¿Y? os preguntaréis. A ver si lo explicamos en cristiano: mientras la empresa esté en esa situación y sea el Juzgado de lo mercantil el que se pronuncie y dicte sentencia, no hay desahucio que valga, y no tienen porqué poner un pie fuera de la casa.

De este modo Toño Sanchís consigue alargar más la espera y no hay muchas esperanzas de que todo esté asunto sé de por zanjado pronto. Por lo visto no son tan okupas como creíamos…

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios