Cristina Pedroche y Dabiz Muñoz de running por Londres

El matrimonio formado por Cristina Pedroche y Dabiz Muñoz se ha desplazado hasta Londres para ultimar los preparativos que restan para celebrar el tercer aniversario del restaurante que ambos tienen en la capital londinense: StreetXO. Han iniciado el día de la mejor manera posible: haciendo running. Eso sí, la caminata de Cristina o a la de «La pedrito», tal y como la llama Dabiz en sus Stories, no es nada comparable a la del chef, que se ha marcado una auténtica maratón improvisada.

Si Cristina Pedroche ha hecho una ruta de 7 kilómetros por Hyde Park, Dabiz ha recorrido la friolera de 26 kilómetros por Battersea Park, un parque que bordea el río Támesis con un encanto espectacular y que desemboca en otro parque llamado Richmond Park. No obstante, Dabiz declara haberlas pasado «muy p***s» durante el recorrido, y es que no es para menos… 26 kilómetros a patita y encima corriendo no es moco de pavo.

El cocinero ha acudido a su local para preparar el menú que se servirá durante la celebración de este tercer aniversario en compañía de su inseparable Cristina Pedroche, que como bien dice en otro de los vídeos publicados por Dabiz, se comerá lo que cocine su marido. «Yo lo cocino» dice Dabiz «y yo me lo como» contesta una hipermegafeliz Cristina.

StreetXO fue inaugurado como una filial del restaurante que el cocinero tiene en Madrid, DiverXo. Este mismo año Dabiz Muñoz se hizo con prácticamente todas las participaciones de sus socios, recomprándolas y quedándose con un 82% de las mismas, mientras que Cristina Pedroche tiene el 1,81%. Ahora Dabiz pretende darle un empujón a su modo al restaurante (porque no está dando los frutos esperados) sin tener que rendir cuentas a nadie sobre sus decisiones. La inversión económica que ha tenido que afrontar Dabiz para realizar esta jugada, esperemos que maestra, ha sido muy seria, puesto que se dice asciende a 3,52 millones de euros.

Las muestras de cariño de este matrimonio son altamente envidiables, dado que parecen dos enamorados en sus primeros días de citas. Viéndoles es más que evidente que están hechos el uno para el otro. El humor de ambos y ese tinte de payasetes les une de una forma tan mágica que nos quedamos embobados viendo todos y cada uno de los vídeos que este matrimonio nos regala de vez en cuando a través de las redes del uno o del otro o de ambos a la vez. Nos hacen creer que el amor existe sin lugar a dudas.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios