¡Cuidado! Cocodrilos gigantes en la boda de Justin Bieber y Hailey Baldwin

Incluso si nos invitaran a la boda, cosa que lógicamente no va a ocurrir, nos pensaríamos si asistiríamos (en realidad no nos lo pensaríamos, iríamos seguro). ¿Por qué? Porque el lugar donde han elegido casarse Justin Bieber y Hailey Baldwin por segunda vez, ahora de forma religiosa por todo lo alto, está situado cerca, muy cerca, del hábitat natural de cocodrilos gigantes. Sí, eso significa que si nos despistamos un poco y bebemos más cócteles de los que podemos soportar, quizá terminemos teniendo un susto.

Lógicamente, las medidas de seguridad son lo primero. Pero eso no ha impedido que se comparta con todos los invitados una seria advertencia sobre los límites del terreno de la boda y de las precauciones que hay que tener en cuenta. ¿Se podría haber elegido otro lugar para el encuentro? Sin duda.

Pero a la pareja le apetecía ese sitio, un complejo que se encuentra muy cercano al río May, que tiene una decoración exquisita, espacio para aburrir y unas instalaciones de las que despiertan la envidia de cualquiera que siempre haya soñado con una boda como esta. La celebración les ha costado 250 mil dólares, por lo que todo está justificado como uno de los mejores lugares en los que se podría llevar a cabo el enlace.

Para evitar problemas se ha dicho a los invitados que tengan cuidado en la orilla del lago, dado que los cocodrilos salen del mismo en algunas ocasiones. Además de la seguridad, en la boda también hay un especialista en fauna salvaje, por lo que se ha contado con cubrir todos los posibles tipos de situación a fin de que no se produzca ningún tipo de altercado con los cocodrilos. Y así, en este ambiente tan particular, es como una de las parejas del momento, que reconoce quererse más cada día que pasa, cumple su sueño de casarse por la iglesia y tener una ceremonia con todos sus amigos y familiares.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios