David Bisbal confiesa porqué se cortó los rizos

Podemos disimular intentando hacernos los interesantes y plantearnos que si le pudiéramos hacer una pregunta a David Bisbal sería sobre en qué se inspira para dar forma a sus canciones o qué le mueve a la hora de intentar mejorar su estilo de canto. Pero nos estaríamos engañando a nosotros mismos, porque lo que de verdad queremos saber es porqué se cortó los rizos. ¿Qué le llevó a cometer tal salvajada cuando el mundo entero le reconocía por ellos?

Y si no fuera por Juan Miguel, uno de los niños participantes en La Voz Kids, todavía nos lo estaríamos preguntando. Pero durante la emisión del programa, el niño no dudó en soltar la pregunta de marras cuando David Bisbal se quedó alucinado con el pelazo que tiene el chico. Ante el halago que tuvo el cantante con el niño, este se envalentonó y le preguntó que porqué se los había cortado él.

Y la respuesta fue bastante normal, sin detalles ni morbo. David Bisbal respondió que ya «estaba un poco cansado» en esa época. Y apuntilló diciendo «pero me acuerdo de mis rizos».

El tiempo ha pasado y ha llovido muchísimo desde ese primer Operación Triunfo que pasó a la gloria de la música española. Nos sorprende en cierto modo que los «triunfitos», tal y como se les denominaba de una manera a veces despectiva, hayan terminado teniendo tanto peso en la escena de la música española. Para todos aquellos que trataban de pisotearles y que les repetían mil veces que nunca llegarían a nada cuando el programa terminara y «nadie» se acordara de ellos, el éxito que siguen teniendo es una venganza perfecta. Y David Bisbal está entre los triunfitos que siguen triunfando en todo el mundo.

Sus rizos formaron parte de la historia de Operación Triunfo, porque crecieron en antena. La audiencia veía mejorar a Bisbal y veía al mismo tiempo cómo los rizos se asentaban en su melena. Menudo espectáculo trascendental ahora que lo vemos todo en perspectiva. A David Bisbal le cayeron hasta campañas promocionales para anunciar un champú, por lo que se embolsó un buen dinero y aprovechó para darse más a conocer. Tenía una seña de identidad, algo que es fundamental en el mundo del famoseo si quieres acabar siendo relevante.

Porque para triunfar de verdad necesitas dos cosas. La primera: ser bueno. La segunda: tener algo que te haga inmortal. Con sus rizos David Bisbal tenía las dos cosas, porque curiosamente ese «algo» que te da trascendencia normalmente suele ser una tontería, un detalle, algo con lo que conectas con la gente. David Bisbal se los cortó y sigue siendo famoso, por supuesto, pero quizá no llegue a ser leyenda.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios