Diego Matomoros, el machista por excelencia

Durante la gala de Gran Hermano VIP 7, cuando ya parecía que todo el pescado estaba vendido, se montó un espectáculo que ríete tú de la boda de Lolita.

Nuestro excéntrico Dinio ya estaba en plató siendo entrevistado por Jorge Javier (la soberana audiencia decidió ponerlo de patitas en la calle), cuando cual ave Fénix resurgió de sus cenizas el tema de Kiko y Estela sin que nadie pudiera imaginar lo que iba a suceder. Suponemos que Diego, harto ya del tema de marras, no encontraba más argumentos para defender a Estela, por lo que sentenció que obviamente ella no estaba haciendo las cosas bien y probablemente estaba «tirando su concurso a la basura» con tanto acercamiento a Kiko. Y añadió refiriéndose a su mujer, que era «un poco ingenua» y que carecía de «picardía». Ay, Diego Diego, en los tiempos que corren como se te ocurre referirte así a tu mujer. No había vuelta atrás y la reacción de Jorge Javier y de la directora del programa, María Zambrano, no se hizo esperar acusando ambos abiertamente de «machista» a un Diego Matamoros que no daba crédito a lo que estaba oyendo.

A partir de ese momento los cuchillos volaron imparables. Diego, indignado por semejante acusación, y con la sangre hirviéndole por todo su ser, devolvió la acusación espetando que Gran Hermano sí que es machista cuando por el hecho de que habiten en el programa un guapo y una guapa se espere que se líen. Siguió con su discurso mostrando lo bajuno que le parecía el trato que acababa de recibir, defendiendo que él de machista nada y que solo trataba de defender a su mujer. Pero está claro que hay maneras y maneras, y dejar a tu mujer con la imagen de ingenua y sin picardía (de tonta perdida) es posible que no sea la mejor manera.

Jorge Javier, por su parte, ya sabemos que es muy complicado que se justifique por nada, así que continuó arremetiendo contra todos y cada uno de los argumentos de Diego reafirmándose en que era un machista y punto pelota. Y para tocarle más los bemoles, tratando de zanjar el tema terminó diciendo poco más o menos que si Estela se deja querer es porque le da la gana y fin. Indicó que claramente, si le molestaran los gestos de cariño o la forma en que Kiko se está acercando a ella cortaría por lo sano, teniendo esto poco que ver en si es más o menos ingenua o si carece de picardía.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios