Emilia Clarke cuenta su desastroso encuentro con Beyoncé

¿A cuántos de vosotros os gustaría conocer a Beyoncé? Suponemos que hay unas cuantas manos levantadas (por no decir incontables manos levantadas). A Beyoncé se la conoce como una estrella inalcanzable, pero tan inalcanzable que incluso a personas famosas de Hollywood del mundo de la música, el cine o la televisión les costaría llegar a tener un encuentro con ella por mucho que lo desearan.

Por eso cuando Emilia Clarke, la mismísima Madre de Dragones, tuvo esa oportunidad de conocer a Beyoncé y la pifió, se sintió de forma terrible. ¿Cómo pudo llegar a meter la pata como la metió? Porque hay que tener mala suerte para que te pase algo así (o ser muy achuchable, definición en la que sí encaja Emilia).

La actriz ha contado en The Graham Norton Show que durante una fiesta a la que la habían invitado se encontró cara a cara con Beyoncé y Jay Z, que fueron a hablar con ella. Se pensaba en realidad que pasaría desapercibida y que durante la fiesta «nadie» le haría ni caso. Pero en realidad, la mismísima y todopoderosa Beyoncé, se acercó a ella. Cuando lo hizo, Emilia pensó que eso iba a molar, porque la mirada que tenía la cantante era de «me encantaría hablar contigo». Y la reacción de Emilia fue más del plan «oh dios, es ella».

Lo que le pasó a Daenerys Targaryen es que se puso nerviosa tipo «tierra trágame, no sé cómo reaccionar, esto es muy fuerte tía» y comenzó a llorar. Ella misma dice que salió todo fatal y que obviamente Jay y Beyoncé se fueron de ahí, así que se quedó bien plantada. Luego cuenta Emilia que intentó buscarles, pero no lo consiguió porque no paraba de llorar y está claro que Beyoncé no tenía el cuerpo como para querer encontrarse con ella y soportar todo el lloriqueo. Fue una buena bonita metedura de pata atribuida a, como dijo Emilia, demasiada bebida, los nervios y un cúmulo de otras casualidades.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios