Eva González condenada a pagar casi 85 mil euros

La historia del famoso que, haciendo alarde de una ignorancia extrema sobre sus asuntos económicos, acaba soltando un pastizal a Hacienda después de una condena, es frecuente. La hemos visto en mil ocasiones y es una historia que se repite. A la lista de estos famosos añadimos un nuevo nombre, el de Eva González, condenada a pagar 85.000 euros por no cumplir con sus impuestos entre los años 2008 y 2010.

La sentencia da por probado que la presentadora, durante ese periodo de tiempo tributó a través de una sociedad, Maivana Producciones, para ahorrarse nada más y nada menos que un 48% del IRPF que hubiera tenido que abonar como trabajadora autónoma. Aquí el que no corre vuela.

Sabemos de sobras que el mundo de la televisión genera para sus protagonistas unas cantidades envidiables de dinero, pero sigue costando entender cómo habiendo ya tantos antecedentes de pilladas a la mayoría de los intentos por parte de presentadores, colaboradores u otros famosos, de evadir impuestos, como siguen intentándolo erre que erre. Una de dos, o todos los expertos en finanzas contratables tiene un máster en «Cómo engañar al fisco» o Eva González es una de tantos que viven bajo el lema de «si cuela cuela».

Y al final no ha colado, qué se le va hacer. Pero lo peor de todo es que la condena de Eva no va a servir para que otros famosos no caigan en el mismo error. Ya sea porque «les asesoran mal» o porque en un momento dado tienen un ataque de debilidad y dicen «ahora uso esos 85 mil euros para comprarme un casoplón y luego ya pediré un crédito Cofidis para pagar a Hacienda». En cualquier caso, a Hacienda este tipo de chanchullos le resultan tan familiares que seguramente sus investigadores ya estén buscando a su siguiente presa a la que multar.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios