Gwyneth Paltrow se emborracha y se pone en ridículo en una fiesta

A nosotros Gwyneth Paltrow nos cae fenomenal. Es una tía bien simpática, maja, cercana, de esas con las que puedes estar hablando un poco sin tener que ponerte a disimular o soltar tonterías para quedar bien. Pero la mujer también tiene sus momentos en los que el glamour se le escapa y pasa lo que pasa.

En la fiesta de Elle Women en Hollywood, a la que han asistido las mujeres más en forma y más de moda de la gran pantalla, la veterana actriz se ha dejado llevar un poco más de la cuenta por la libertad de no controlar sus actos. O dicho de otra manera: empinó el codo demasiado, se emborrachó e hizo el ridículo por todo lo alto.

Algunas de las mujeres invitadas tenían que salir al escenario a hablar y celebrar el poder de la mujer. Algunas estaban preparadas, Gwyneth Paltrow no. Ella misma reconoció no haberse preparado ningún discurso ni saber lo que iba a decir exactamente. Sus palabras no han trascendido, pero sí lo ha hecho lo que se dijo sobre sí misma en el discurso, dado que se autodenominó como una «anciana blanca pringada».

Sea lo que sea que está pasando por su cabeza… le deseamos a la actriz mucha suerte. Tampoco es tan anciana, tiene 47 años. Se mantiene en un envidiable estado de forma. En el año 2018 se casó con el productor Brad Falchuk, ayudó mucho a derribar a Weinstein con todo lo que contó sobre él tras sus experiencias. Sí, es verdad que hace años salió con Brad Pitt y que posiblemente no la vayamos a ver mucho más en las películas de Marvel, pero sigue siendo una actriz de primera.

Lo que se le puede reprochar es que desde que empezara con todo el tema Marvel haya bajado el fuelle al máximo para dedicarse a la televisión. Ahora va a necesitar un empujón para volver al cine.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios