Kevin Smith lloró en brazos de Ben Affleck al recuperar a su amigo

Las historias que protagoniza Ben Affleck a diario en la prensa están normalmente marcadas por el alcohol (hace tiempo ya…), su divorcio, sus idas y venidas con su ex Jennifer Garnet y sus hijos. También hay algo de su carrera y trabajo, pero poco a poco el mundo deja de odiar a Ben Affleck como actor para concentrarse en sus «miserias» personales, que está claro que dan más juego. No obstante, no todas las noticias sobre su vida personal tienen que ser negativas, sino que también hay momentos de dicha y alegría.

Remontémonos a los 90. En esa época el director Kevin Smith hacía películas frikis. La cuestión es que era amigo de Ben Affleck. Bastante íntimos. Y eso le permitía al director contar con el actor para cameos o personajes principales dependiendo de la ocasión. Affleck tuvo una parte crucial en el establecimiento del universo cinematográfico de Kevin Smith, que ha pasado de ser algo friki a convertirse en una de las sagas de culto del cine por la forma en la que combina humor y romance a partes iguales a través de personajes que parecen surrealistas, pero que acaban siendo un reflejo de la realidad pese a quien le pese.

En aquella época, después de incontables películas trabajando juntos, los amigos se enfrentaron y comenzaron un feudo. Kevin Smith tenía la boca demasiado grande para el gusto de Ben Affleck y hablaba demasiado de la vida del famoso actor, que poco a poco crecía en relevancia en Hollywood. Llegó un momento en el que a Affleck le acabó cansando el comportamiento de Smith y rompieron su relación. Aparentemente para siempre. Hasta ahora.

Con el rodaje de la nueva película de Kevin Smith casi terminado se produjo una de esas circunstancias inesperadas. En una entrevista le preguntaron a Ben Affleck si le habían llamado para la película de Kevin Smith, que se trata de una continuación de una de sus obras en la que él aparecía. Y dijo que no, pero que estaba libre si el teléfono sonaba. El director dijo que era la típica reacción para quedar bien en una entrevista, pero sus cercanos le estuvieron presionando para que se pusiera en contacto con Affleck. Lo hizo, le mandó un mensaje de texto en el que parafraseaba a Conan y le decía que después de todo lo que ha pasado, lo importante en la vida son las cosas que importan y no todo lo demás. Affleck respondió con mofa, pero poniéndose a su disposición. Hablaron y se hizo el milagro.

El reencuentro fue emotivo, con una escena añadida a la película Jay and Silent Bob Reboot que Smith dice amar y después con la aparición de Ben Affleck en la ceremonia para poner los nombres y las huellas de Kevin Smith y Jason Mewes en el paseo de la fama. Todas esas emociones por recuperar a su amigo han llevado a que Kevin Smith llore sobre sus hombros. Después de casi morir por un problema en el corazón, el director está viviendo una vida fabulosa y demostrando porqué son necesarias las segundas oportunidades.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios