La decepción del rey Juan Carlos por unas palabras de la princesa Leonor

A los abuelos no hay que decepcionarlos. Y en especial no hay que decepcionarlos si tienes un abuelo como Leonor, que es nada más y nada menos que rey emérito. Porque don Juan Carlos, aunque está abandonando la vida pública progresivamente, sigue representando una presencia fundamental en la historia de España. Y quien crea que ya no tiene importancia por mucho que se esté dedicando a vivir la vida a sus 81 años, dedicándose a los toros, a la buena comida, a Mallorca y a ese tipo de cosas que le gustan.

Pero en los últimos días el rey se ha llevado una decepción, y como decimos, la responsable ha sido su nieta Leonor. La princesa hizo su debut público hace unos días en los premios que se otorgan en su nombre y habló con un discurso muy bien planteado, pensado a fondo y en la línea de lo que se podría haber esperado. La opinión pública es que sus abuelos estuvieron muy orgullosos, pero en declaraciones a El Español, un «amigo cercano» que mantiene el anonimato, dice que en realidad el Rey está muy dolido y que lleva días sin querer hacer nada debido a la depresión.

¿El motivo concreto? Resulta que en el discurso que dio Leonor, tanto en el primero como en el que realizó después, no hizo ninguna mención a su abuelo. Y sí que mencionó a la Reina Sofía, lo que ha resultado ser una situación incómoda a todas luces. El rey está dolido porque no se ha acordado de él. Primero le duele como abuelo. Y segundo, también le duele como Rey.

La única explicación que se le puede encontrar a lo ocurrido se encuentra en que la Reina Sofía sí estaba presente en el evento, mientras que Don Juan Carlos no asiste al mismo desde hace años.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios