La hija de Elsa Pataky nos da una lección de humildad

Posiblemente tus hijos no tengan tanto dinero como tienen los de Elsa Pataky. Posiblemente puedan tener acceso a miles de juguetes más que tus hijos, porque al fin y al cabo, el dinero todo lo puede. Pero la hija de Elsa Pataky da una lección de humildad al mundo y construye un robot casero con materiales reciclables que bien se podría convertir en su nuevo compañero de juegos. O quizá acabe en un rincón de la habitación dentro de pocos días, pero son niños y eso es algo que también puede ocurrir con cualquier tipo de juguete, incluso si te ha costado dios y ayuda ahorrar para comprarlo.

Cuenta Elsa que su hija la obligó a llevarse una rueda abandonada que vieron en la calle porque le había venido una idea para hacer con ella. Y ni corta ni perezosa la niña buscó una serie de objetos en la casa que estaban destinados a su eliminación y los utilizó con la intención de construir un robot de lo más simpático.

Además de la rueda podemos ver que el robot tiene varios rollos vacíos de papel higiénico en la cabeza, botellines de agua en el caso de los brazos y otros envases que ha utilizado como si fueran el cuerpo. El resultado es un robot de lo más simpático, un regalo al mundo, una forma de decirles a las personas que veamos más allá de lo que ven nuestros ojos.

Si echamos un vistazo en nuestra memoria reciente esta noticia es similar a la cuarta entrega de la saga de películas Toy Story. En ella la niña protagonista crea un nuevo juguete utilizando algunos desechos que habían sido tirados a la basura, principalmente un tenedor de plástico. Así es como nace uno de los juguetes más graciosos que se hayan visto en Toy Story y cómo se demuestra que cualquier cosa puede tener una segunda vida y una segunda oportunidad para ser útil.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios