María Patiño estalla ante Kiko Jiménez «¡Viva el empotrador!»

A María Patiño la entendemos perfectamente, y es que cada día que pasa nos cuesta más y más digerir a Kiko Jiménez con su porte de prepotencia y altivez, a lo que añadimos que escucharle en muchas ocasiones deja nuestros oídos al borde del sangrado. María Patiño, que siempre se jacta de tener una visión muy moderna de las relaciones de pareja y de la parte más intima de estas, no pudo contenerse pero ni un poquito ante el ex tronista.

La noche de Kiko Jiménez en Sábado Deluxe fue para darle un pasaporte de no retorno a la conchichina. Los colaboradores, que son más o menos «normales», no fueron capaces de morderse la lengua ante determinados comentarios del «bello» Kiko Jiménez que rebasan los niveles de chulería tolerados por cualquier ser humano.

Poniéndonos en situación, a Kiko Jiménez (sometido al poli de Conchita) se le preguntó si pensaba que Sofía Suescun se había acercado a él más por interés que por otra cosa, a lo que el ex de Gloria Camila, tras unos segundos de duda, contestó «No». Obviamente, el poli confirmó lo que esos segundos nos hicieron pensar a todos: mentía como un bellaco, a lo que la colaborada comentó «es una historia de amor pura» con toda la ironía que podamos incluir en esas palabras, provocando el aplauso del público y las risas de todos los allí presentes.

Pero ay señor bendito, encima no se le ocurrió otra forma de defender el posible interés de Sofía Suescun al acercarse a él que decir que probablemente lo hiciera porque… ¡ojo al dato que no tiene desperdicio!: «quería que la empotrara bien», porque la pobrecilla venía de unas relaciones anteriores en las que no le debían dar lo suyo. «Que asco lo que acabas de decir» fueron las primeras palabras de María Patiño, las cuales secundamos totalmente. Es deleznable semejante comentario y de un machismo vergonzoso tal como afirmó la periodista. «Eres un machista redomado». María no daba crédito (ni ella ni nadie) a lo que acabábamos de oír, añadiendo «quién coño te crees que eres» por pensar que Sofía solo está con él para eso, para que la empotre. «Viva el empotrador» zanjó María.

Si de alguna forma Kiko, además de por la caja que hace cada vez que tiene una aparición publica, está tratando que su imagen sea otra y convencernos de que es una persona, así sin más persona, no lo está haciendo demasiado bien. Necesita urgentemente que alguien le baje de su pedestal y lo someta a un cambio radical, porque va de mal en peor.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios