Pablo Motos genera críticas de nuevo porque se le ve el plumero

Hace unos días nos hacíamos eco de el jaleo que se montó en las redes con la comentadísima entrevista de Pablo Motos a Santiago Abascal. Hemos de reconocerle a Pablo su gran habilidad a la hora de liarla parda cuando el entrevistado es un líder político, porque sí, nuevamente han temblado los cimientos de las redes sociales.

En esta ocasión se sentaba en la mesa de El Hormiguero Íñigo Errejón, cabecilla de la nueva formación política Más País, y las criticas no han tardado en caerle al presentador de nuevo por su parcialidad a la hora de entrevistar a un político volviendo a ponerse en tela de juicio entre otras cosas su profesionalidad.

Pablo Motos hay que reconocer que era otro Pablo en esta entrevista si lo comparamos con la anterior a Santiago Abascal. Y sí, las comparaciones son odiosas, pero en este caso es imposible mirar en otra dirección. Desde el principio olía mal, puesto que Pablo Motos recibió con un gran abrazo a Íñigo Errejón y eso ya nos dejó bastante descolocados al recordar el modo en que recibió a Santiago. La cosa prometía y no decepcionó. El tono relajado, distendido y desenfadado con el que Pablo se dirigía a Íñigo no gustó en general a nadie, puesto que nada tenía que ver con su anterior entrevista. Es más, esta vez Pablo sí se centró en preguntar al invitado por su programa electoral de forma más exhaustiva y aunque sí ha dejado algunas perlas, como decirle a Iñigo que en su programa electoral hay algunas propuestas dignas de “El país de las maravillas», en general el tono de la entrevista fue conciliador y menos voraz que el de la semana pasada con el líder de Vox.

Los espectadores, entre otras muchas cosas, se preguntan en las redes porqué motivo por ejemplo no ha preguntado a Iñigo por “sus asuntos en Venezuela” o por la “beca black” o porqué si a Santiago Abascal le preguntó si era fascista a Íñigo no le preguntó si era comunista. La cuestión es que los espectadores están convencidos de que Pablo nuevamente ha paseado su plumero por el plato de El Hormiguero y lo está dejando ver demasiado para el gusto de muchos.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios