Paul Rudd enseña su habilidad personal más… inesperada (no es para todos los públicos)

¿Qué está pasando con Paul Rudd últimamente? De la noche a la mañana nos hemos puesto a recibir noticias interesantes sobre él sin descanso. Estamos de acuerdo en que es un tío majete. Le recordamos desde los tiempos de Friends (el último novio de Phoebe) y de toneladas de películas, sobre todo comedias. También por las películas de Marvel, por supuesto, donde interpreta a Ant-Man, el hombre hormiga. Pero ahora está protagonizando titulares de lo más divertidos e interesantes.

Ayer hablábamos de cómo tuvo un papel importante en que Leonardo DiCaprio decidiera rodar Titanic y ahora nos encontramos con la revelación de una habilidad personal de Paul Rudd que no es precisamente para todos los públicos. Usando sus manos puede ser capaz de poner un trasero masculino delante de cualquier persona a voluntad. ¿Cómo? Con la cámara de su móvil y un poco de flexibilidad con los dedos. Lo que este hombre puede hacer con los dedos es algo digno de ver.

El truco en cuestión lo ha mostrado en el programa Hot One, donde ha dicho prácticamente de todo. Ha hablado de cómo es verdad que cree que es una oportunidad perdida que Ant-Man no derrotara a Thanos metiéndose dentro de su cuerpo por el trasero y también ha desvelado que la historia misteriosa y loca de la montaña y los orangutanes de Anchorman: El Reportero, es totalmente cierta (de ella habló Will Ferrell recientemente).

Pero a lo que vamos, a la habilidad. En el vídeo que os compartimos lo podéis ver en el minuto 16:26. Lo que hace es poner las manos delante de la cámara del móvil mientras está apuntando a una persona y con el uso de su meñique consigue que parezca que ese individuo tiene delante a un hombre que le está enfocando desnudo. El plano es divertidísimo y Paul Rudd dice que no nos podemos imaginar la cantidad de personas a las que ha hecho fotos de esa manera, muchas de ellas impropias de una situación y contexto como ese. Rudd no recuerda cuándo aprendió el truco, pero se agradece de dominarlo. A sus 50 años sigue divirtiéndose tanto como a los 20. Bien por Paul.

Compartir en Google Plus

Acerca de Justo

  • WordPress Comentarios
  • Facebook Comentarios